En Sin categoría

El estar sometidos a infinidad de estímulos diarios provoca que nuestro cerebro rechace todos aquellos datos que no sean relevantes o que no supongan un peligro para nuestra supervivencia. Pero ¿por qué algo llama, o no, nuestra atención?

atencion

La atención es una función cognitiva de nuestro cerebro que consiste en mantener un acontecimiento exterior o interior en un determinado nivel de conciencia, en otras palabras, tener algo en cuenta o en consideración. Pero ¿por qué algo llama, o no, nuestra atención?

El problema es que este proceso, que lleva a cabo nuestro cerebro, funciona como un filtro del que no siempre somos conscientes. Lo estable no genera peligro así que conseguir llamar la atención de un individuo debe ir ligado a la posibilidad de presentar algo novedoso o sorprendente o que, de alguna manera,  incida sobre los intereses del usuario (de manera positiva o negativa puesto que nos provocará igual o mayor nivel de alerta algo que pueda generarnos placer como aquello que amenace nuestra supervivencia)

Por otra parte, también existe lo que entendemos como atención voluntaria, que consiste en seleccionar aquella información que produce en nosotros un deseo o necesidad con el fin de lograr un objetivo. O la atención selectiva, basada en realizar un filtrado consciente de los estímulos que recibimos para quedarnos solo con aquello sobre lo que focalizamos nuestra atención, abstrayéndolo del entorno.

Evidentemente, nuestra atención también puede estar repartida (lo que conocemos como hacer dos cosas a la vez). En este caso, no todos los individuos tienen la misma capacidad para discernir y discriminar las interferencias que recibimos del medio. Hay personas incapaces de concentrarse escuchando música y otras a las que incluso les relaja y les ayuda aún más a focalizar su atención.

Hay muchos factores que pueden influir de lleno en nuestra capacidad de concentración. Dormir mal reduce las capacidades cognitivas del cerebro y por tanto reduce la atención. Estar 24 horas sin dormir supone para nuestra concentración los mismos efectos que tiene una persona cuando supera el límite de alcoholemia.

PERO, ¿ES FÁCIL MANIPULAR LA ATENCIÓN?trucos-de-magia-con-cartas

Uno de los oficios más viejos y más duchos en esta tarea es el de los magos, auténticos especialistas en la manipulación. Los ilusionistas han realizado trucos durante años de forma intuitiva pero, sin embargo, todos tienen un fundamento científico. ¿El secreto? ‘Ceguera por desatención’ o lo que es lo mismo, somos ciegos a aquello ante lo que no prestamos atención. Centrar nuestra conciencia en algo muy concreto hace que nuestro cerebro omita cosas obvias y, en la mayor parte de los casos, muy evidentes.

Cuando vas a ver un espectáculo de magia sabes de antemano que hay truco. Sin embargo, nuestra atención es un recurso limitado y, a pesar de que los magos juegan en desventaja, la gran mayoría de las veces engañan a nuestro cerebro.

¿Crees que pueden manipularte? ¿Quieres hacer la prueba? Os invitamos a observar con atención el siguiente vídeo y a que saquéis vuestras propias conclusiones.

#

Vía| Escuela con Cerebro, RTVE ‘Tres14’

Imagen| Cerebro, Cartas

Recommended Posts

Leave a Comment