In blog

Cada día se sucedelittle child babyn en nuestra rutina situaciones que nos divierten y que por lo tanto nos hacen reír, pero ¿qué es en realidad la risa? ¿Qué pasa en nuestro cerebro para que emitamos una sonora carcajada cada vez que alguien se pega un resbalón o escuchamos un chiste de nuestro cómico favorito?

Tenemos tan asumida la risa como parte de nuestro cuerpo que no solemos preguntarnos qué es lo que la provoca. Lo que está claro es que es beneficiosa para nuestro organismo y mucho. Basta con remitirse al dicho “por cada minuto de risa 5 años de vida”. Pero, ¿nos reímos lo suficiente? Mientras que un niño se ríe un promedio de 500 veces al día, los adultos apenas alcanzan el promedio de 15 veces. Para entender mejor porque deberíamos reírnos más vamos a pasar a explicar qué es la risa.

Si tuviéramos que explicarlo de manera sencilla nos quedaríamos con la definición que nos proporciona el diccionario: los movimientos de la boca y el rostro que muestran alegría así como el sonido emitido, pero la risa va mucho más allá. La risa es una respuesta fisiológica al humor y, como toda respuesta, viene a producirse por una orden procedente del cerebro como réplica a un estímulo exterior.

Cuando nos reímos se activan 15 músculos faciales y entre ellos el músculo cigomático que se encuentra situado en la mejilla y cuya función principal es la de elevar y distender la comisura labial. Es decir, el responsable de que cuando nos reímos se vea nuestra dentadura. El sistema respiratorio también sufre cambios. La epiglotis cierra la faringe y esta es la razón de que nos falte el aire cuando nos reímos. Seguramente hayáis llorado de la risa alguna vez, esto ocurre cuando el proceso se prolonga en el tiempo y los conductos lagrimales se abren. El tono de nuestro rostro suele tornarse a rojizo y normalmente viene acompañado de un sonido. Este sonido es consecuencia de la reiteración de pequeñas notas que se repiten cada 210 milisegundos. Estas notas tienen siempre la misma tonalidad.

Cuando escuchamos una carcajada nuestro cerebro activa automáticamente ciertos circuitos neuronales relacionados con la risa que hacen que se incremente la intensidad de la misma y de ahí que la risa sea contagiosa.

Sigue quedando en el aire la cuestión de por qué nos reímos. En la antigüedad la risa se presentaba como una vía de escape ante situaciones de peligro o problemáticas. En la actualidad cada vez está más consolidada la idea de que la risa es un recurso que ayuda a reforzar las relaciones sociales y que le sirve al ser humano para integrarse dentro de un grupo social.  No obstante las razones por las que se ríe cada individuo continúan siendo un misterio.

Todas estas aportaciones al campo de la risa son cortesía de una ciencia llamada gelotología que estudia los efectos de la misma en el cuerpo. En lo que a la risa respecta, se activan varias partes del cerebro simultáneamente. La región izquierda analiza los sucesos que pueden provocar la risa y el hemisferio derecho asume el papel de comprensión, es decir, entender la broma o circunstancia que ha desembocado en la risa. Por último, las secciones motoras son responsables de la respuesta.

Pero la parte esencial que participa en el proceso de la risa es el sistema límbico pues sin él, no se produciría. La risa produce bienestar a todo el cuerpo, principalmente debido a la liberación de endorfinas,sustancia que actúa como analgésico y de ahí que la risa sea tan beneficiosa para la salud.

¿Y tú? ¿ya te has reído hoy?

Vía| Curiosidadesbatanga

Imagen| Paratenervidaabundante, Psicologíayautoayuda, Yo me amo más

Recommended Posts

Leave a Comment