In blog

Cuando viajas en un transporte público y ves a alguien bostezar, irremediablemente te entran ganas de hacerlo a ti también. De hecho, en la mayoría de los casos tienes que  sucumbir a ello. Cuando sacas la lengua a un bebé, lo más probable es que te corresponda haciendo lo mismo. La explicación a estos fenómenos la podemos encontrar en las que se conocen como neuronas espejo.

Estas neuronas fueron descubiertas en los años 80 por dos investigadores que trabajaban con monos. Por casualidad, pudieron observar que las neuronas  que se activaban en el sujeto cuando comía eran las mismas que cuando veía a alguien comer. De esa manera llegaron a la conclusión de que había un tipo de neuronas que reflejaban la actividad motora de otra persona. Y de ahí el nombre que reciben.

Otro comportamiento observado en los monos fue que no solo se activaban esas neuronas cuando observaban una acción sino que bastaba con imaginársela para que ocurriera.  Estas neuronas se encuentran situadas en el área F5 de la corteza prefrontal y en el lóbulo parietal inferior de los animales.

En los seres humanos la presencia de las neuronas cambia. Los últimos estudios apuntan a que en nuestra especie se encuentran situadas en  el área de Broca que es la parte del cerebro que está relacionada con el lenguaje, y también en la corteza parietal posterior, vinculada con laplanificación de los movimientos.

¿Cuáles son entonces las funciones de las neuronas espejo?

Como indicábamos antes, los bebés suelen repetir  todo lo que ven, de ahí la conocida expresión de que los bebés son como esponjas, ya que a esa edad es cuando se produce el proceso de aprendizaje más intensivo y para ello se sirven de la repetición o imitación. Observar todo lo que les rodea para así poder ir adquiriendo conocimientos. Y quien dice observar dice escuchar, como en el caso del lenguaje.

Algunos científicos piensan que estas neuronas solo sirven para la función de simulación de las capacidades motoras, sin embargo hay otros que piensan que también  en el proceso de simulación de los demás. Esto quiere decir que además de observar el movimiento, podemos detectar cual son las intenciones que están detrás de dichos movimientos.lengua niños

Hay quienes incluso afirman que la simulación de las neuronas espejo no se reduce al ámbito motor sino que también incluyen el de las emociones y las sensaciones de los demás. Es decir, que cuando vemos a alguien sintiendo algo se nos activa la misma zona del cerebro que si experimentamos esa misma emoción o sensación. Esto es lo que nos permitiría ser empáticos, ponernos en el lugar del otro y poder comprenderlo.

Vía| rincón de la psicología

Imagen|  cloudfront, mindcloudpsicoblog

Recommended Posts

Leave a Comment