In blog

Salvo casos excepcionales, como aquellas personas que tienen hipermnesia, la memoria del individuo borra parte de los datos que almacena, incluso manipula los momentos vitales, incluidos los más emotivos. El cerebro no funciona como una grabadora, es más, recupera lo que considera más oportuno, lo que quiere, según estudios de neurociencia.

La memoria funciona por asociación y cuando se trata de recuperar un recuerdo es posible que el cerebro tenga que elegir entre varias memorias relacionadas que compiten entre ellas.Imagen de la papelera de reciclaje de un ordenador

Así, por ejemplo, si uno trata de recordar un partido de fútbol el cerebro deberá descartar entre otros que ha recogido, hecho similar a lo que sucede con las contraseñas de un banco, cuyos dígitos terminan solapándose. Todo esto provoca un uso de gran cantidad de energía neuronal.

Un equipo de investigadores procedentes de las universidades británicas de Birmingham y Cambridge ha logrado aislar los mecanismos del olvido que facilitan el recuerdo en el cerebro humano.

Para lograrlo, los científicos, que han publicado su trabajo en la revista Nature Neuroscience, utilizaron un sistema de imagen por resonancia magnética (MRI) para medir la actividad cerebral cuando a un grupo de voluntarios se les pedía que recordasen memorias concretas basadas en imágenes que les habían mostrado con anterioridad.

PROCESO

Durante cuatro rondas en las que se pidió a los voluntarios que recuperasen una memoria concreta, se observó cómo esa memoria se volvía cada vez más evidente mientras otras que podrían competir con ella se desvanecían.Cartel de campaña política con el eslogan 'Prohibido olvidar'

Prueba de ello, según recoge el trabajo, es que cuando se preguntó a los participantes que recordasen una información concreta sobre un hecho y posteriormente se les repreguntó,una y otra vez, se deterioraron las memorias asociadas, lo que dio la impresión de que una memoria era incompleta.

Igualmente, esta tipología de trabajos podría mostrar cuáles son los procesos que hay tras la memoria selectiva, lo que hace que se rememore los que más conviene o incluso el autoengaño.

Así, se podría decir que al intentar recuperar un recuerdo la memoria acerca otro pero de forma intencionada, pues realmente ese,  y no otro, es el que al final quería mencionar.

Vía|El País

Imagen|Flood _GDM_ Twicepix

 

 

Recommended Posts

Leave a Comment