En Sin categoría

San Valentín, patrón de los enamorados, llega de nuevo este domingo, 14 de febrero, respaldado por campañas, ofertas y productos muy llamativos y sugerentes para gran parte de la población, bien los que tienen pareja, los que celebran el día de la amistad, o ambos, según el país de residencia.

En España, la efeméride se centra en ’Romeos y Dos manosJulietas’, personas flechadas por una mirada que tratan de corresponder ese sentimiento que llena su corazón. Esta situación, esta “oportunidad comercial”, salta en el calendario cada 365 días, muy alejada del espíritu que instauró Valentín de Terni cuando casaba jóvenes contra la voluntad del emperador romano Claudio II. O así narra la leyenda.

En este contexto, medios de comunicación de cualquier tipo se llenan de insertos amorosos abanderados por blasones encarnados y con el reclamo perfecto: “un regalo especial para una persona especial“. Sin embargo hay “matices” pues la situación y la forma de transmitir el mensaje/producto no cala por igual.

Éstas son las conclusiones arrojadas en un estudio elaborado por Sociograph Neuromarketing en torno a una muestra de anuncios de marcas internacionales emitidas en televisión con motivo de San Valentín. La primera se refiere a la situación personal del espectador, el cual registra mayores niveles de atención y emoción si se encuentra emparejado.

Respecto a la segunda particularidad, dentro del total Disco de tráfico- Corazónde los participantes, aquellos con par mostraron en gráfica que “lo mejor, lo más oportuno” es vender de forma implícita, que el producto en sí mismo, el protagonista del ‘spot’, aparezca en escena en el marco de una situación emotiva, lo que se denomina Marketing emocional.

MÁS DE 50 VOLUNTARIOS

Sociograph Neuromarketing realizó una convocatoria para analizar el impacto de una selección de anuncios emitidos en televisión con motivo de San Valentín (14 de febrero). A ella respondieron más de 50 personas, las cuales se dividieron en dos grupos de estudio antes de proceder el visionado de las piezas publicitarias.

Una vez colocados los brazaletes inalámbricos en la mano no dominante se procedió a la proyección, en dos sesiones, de los anuncios, seis en total, todos ellos de firmas internacionales, mientras la tecnología ‘Sociograph’ recogía en tiempo real los niveles de atención y de emoción de todos ellos.

Recommended Posts

Leave a Comment