En Sin categoría

Como ya citaba Calderón de la Barca, la vida es sueño y los sueños, sueños son. Y es que sin esta necesidad biológica no podríamos vivir. Debemos  dar un respiro a nuestro cuerpo, para que puedan reestablecerse las funciones fisiológicas y las psicológicas, de lo contrario no estaremos a pleno rendimiento durante el día.

Esta “actividad” fisiológica está envuelta en un halo de misterio, ya que ha dado un giro completo en las investigaciones científicas. De considerarse un fenómeno pasivo, en el que nuestras funciones vitales estaban inactivas a un estado de conciencia dinámico. La actividad cerebral puede llegar a ser tan activa durante las horas de sueño como lo es durante la vigilia. Nuestro cuerpo está en reposo, pero eso no significa que no se sigan produciendo modificaciones en él.

Pero, ¿Cuál es la razón de que debamos dormir?

En resumidas cuentas, dormimos para poder mantenernos despiertos durante el día. Para sobrevivir tenemos que dormir. Prueba de ello es que la ausencia del mismo lleva a la muerte. Gracias a las horas de descanso nuestro cuerpo actúe de manera equilibrada.

Otra de las dudas que siempre nos invaden es ¿Cuántas horas de sueño son necesarias? Según estudios realizados, los expertos estiman las horas de sueño ideales al día en 8,3 horas. Los excesos son malos siempre y el tiempo de sueño no es una excepción. Dormir menos de 5 horas diarias puede perjudicar nuestra calidad de vida diaria. Por el contrario dormir más de 9 horas puede perjudicar a la memoria.

Podemos decir que el sueño tiene dos fases:

  • La fase no REM o sueño de ondas lentas: mientras transcurre esta fase del sueño, el tono muscular va disminuyendo, el cuerpo se relaja hasta quedarse inmóvil, los movimientos oculares se ralentizan hasta que dejan de producirse. Es durante esta etapa del sueño cuando se produce la recuperación física del organismo, como la reparación de tejidos. Recargamos energía para la siguiente jornada. Si estamos sometidos a esfuerzos físicos la fase no REM aumenta durante nuestro periodo de sueño.
  •  La fase MOR, REM O DE LOS Movimientos Oculares Rápidos: en esta fase la actividad cerebral es comparable a la que tenemos en estado de vigilia, dicha actividad no es provocada por estímulos exteriores sino que los estímulos provienen de los sueños que tienen lugar en esta fase.El tono muscular también desciende para evitar lesiones si el cuerpo responde a los estímulos de estos sueños. Dependiendo de la etapa de nuestra vida en la que nos encontremos, durante el sueño experimentaremos un aumento de la fase REM, si nuestro cuerpo está en proceso de aprendizaje (Es el caso de los niños). En esta fase se producen la reorganización neuronal y la consolidación y almacenamiento de recuerdos relevantes. Y se eliminan aquellos que no son tan importantes.NIÑA durmiendo

Otra de las funciones que cumple el sueño es la regulación de la temperatura corporal
en función de las actividades que realice cada persona. Las consecuencias de dormir poco o suprimir las horas del sueño son la disminución de rendimiento intelectual, así como la reducción de la capacidad de concentración y un deterioro de la utilización de la memoria. Otra de las capacidades que se ve afectada es la del razonamiento lógico. Los reflejos se vuelven más lentos y la respuesta ante estímulos no es tan inmediata como lo sería con un descanso completo. El estado de ánimo sufre modificaciones también. Las personas que duermen poco se vuelven más irritables y pueden llegar a tener alteraciones neurológicas.

Así que ya sabes, por tu bien y el de todos. ¡Descansa!

Vía| Iis

Imagen| Yo también contaba ovejas, Sanropolis

Recommended Posts

Leave a Comment