Bruto vs Neto. Esta podría ser la comparativa entre el Big Data y el Smart Data, en la capacidad de tratar todos los datos recogidos a través de las herramientas de recopilación de información de tal manera que se realice un filtrado para aumentar la rentabilidad.

En la actualidad, las empresas tienen la necesidad de saber cómo emplear los datos que van recopilando a lo largo del tiempo. Por ejemplo, para analizar y medir, los datos extraídos del impacto de campañas publicitarias es necesario recurrir a herramientas de tratamiento de datos, como el Smart Data.

El objetivo principal de este concepto es hacer neto lo que se ha obtenido en bruto y dotarlo de sentido. El Smart Data implica una visión meridiana de los objetivos de las fuentes de recapitulación, basándose en criterios y palabras definidos o filtros de datos, entre otros, como paso previo a su clasificación. Cerrará el círculo el empleo de esa información para diseñar las estrategias de marketing idóneas.

 

¿Qué 7 ventajas tiene el Smart Data en tu empresa?

En el entorno empresarial, el empleo del Smart Data cada vez ofrece más ventajas. Algunas de estas razones son:

     1) Amortizar los datos

El Big Data implica un coste elevado, tanto en capital intelectual, recursos técnicos y humanos, como en presupuesto. Sin embargo, el Smart Data recurre a esos datos globales con herramientas de filtrado y ofrece en tiempo real lo más importante.

     2) Las empresas pequeñas tienen una oportunidad

No es necesario albergar millones de bytes de información para elaborar una buena estrategia. El buen tratamiento de datos a menor escala acerca niveles de rentabilidad y se puede realizar de forma interna.

     3) Valor añadido

El resultado del proceso de cribado, más allá del tratamiento global de la información, implica que cada uno de los datos lleva consigo, además de lo que necesita el consumidor, su comportamiento.

     4) Creación de modelos de tendencias

Siguiendo los datos obtenidos, se pueden elaborar con antelación planes de marketing orientados directamente al consumidor, que obtendrá información de lo que realmente le interesa, según su perfil.

     5) Brindar una mejor experiencia

Al recibir contenido atractivo y adaptado, el consumidor verá recompensada su dedicación y fidelidad al tiempo que navegará en un contexto ‘ad hoc’ en el que la empresa se ha adelantado a sus propios deseos.

     6) Motor de crecimiento

La administración de la información en tiempo real mejora a la empresa en cuanto que el intercambio entre el cliente y la empresa alerta de la posibilidad de desarrollar nuevos productos o servicios, amén de crear un escenario de toma de decisiones en base a esas oportunidades.

     7) Mejor gestión del capital humano

El empleo de soluciones inteligentes y nuevas tecnologías en el seno de la empresa permite mejorar la conciliación entre la vida laboral y personal entre los trabajadores. No es necesario estar en la oficina para acceder a la información y tomar las decisiones.

En resumen…

El usuario ofrece permanentemente datos sobre sus acciones y patrones de comportamiento. Tales apuntes sobre su vida cotidiana se recogen y almacenan (Big Data), pero sólo cuando se aplica el Smart Data es cuando la información en bruto evoluciona y adquiere ese valor añadido tan útil para ambas partes, la empresa y el usuario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Imagen de un cerebro