La directora de Sociograph, Elena Martín Guerra, ha animado a los egresados a emprender para crear su marca personal. A buscar sus propias vías para «lanzarse a la piscina» y poner todos sus conocimientos a un mismo fin. Una pequeña arenga basada en su propia experiencia que ha tenido lugar en el Foro Universidad Empresa en la Universidad de Salamanca (USAL)

En este espacio, Martín Guerra ha apuntado que el futuro «pasa» por la colaboración con la universidad. De hecho, considera que esta comunión posibilita «hacer cantera» y formar en nuevas disciplinas. Además, posibilita la participación en investigaciones y seguir el camino académico y abrir nuevas vías de negocio. Y es que la universidad es «un gran punto de partida» para el emprendimiento y la creación de marcas personales. 

En este sentido, la directiva ha incidido en la importancia de rodearse de un equipo con una buena formación. El 80 por ciento de los trabajadores entraron en Sociograph tras el periodo de formación. Cuando demostraron que era «necesaria» formaron parte del organigrama. «Sería un emprendimiento a pequeña escala», ha señalado Martín Guerra. Y entorno a este esfuerzo se ha vertebrado la labor de comunicación de la firma. 

«La comunicación es el hilo conductor del modelo de negocio de Sociograph«, ha resumido Martín Guerra. Apoyada en otros dos pilares: el análisis y la Minería de Datos y el desempeño en I+D+i, área donde es «imprescindible» el contacto con la enseñanza universitaria.

Así se ha manifestado Martín Guerra durante la mesa de debate, acompañada del cofundador de Beonprice, Emilio Galán; el coordinador del Área de Creatividad e Innovación de Everis, Jorge García; el director del Departamento de Proyectos de la Fundación Santa María la Real, Gumersindo Bueno, y la fundadora de Bebés y Signos, Noelia Martín. 

Universidad y empleo

Previa a la mesa redonda, el rector de la USAL, Daniel Hernández Ruipérez, ha incidido en la responsabilidad de la universidad en las tasas de empleo. Y es que la facultad tiene las responsabilidad de ayudar a los universitarios. De hacerles ver que el fracaso inicial «forma parte del éxito futuro». 

A su juicio, la universidad «debe ir más allá» de la formación en tercer grado con la implementación de una docencia «más versátil». Adaptada a las necesidades de un mercado laboral en constante evolución. «Hay profesiones que no existían hace cinco años», ha apuntado Hernández Ruipérez. Además, ha significado el valor de la ramas de Ciencias Sociales, Artes y Humanidades por el aporte de dicha «versatilidad».

Junto al rector han estado el director del Instituto de Competitividad Empresarial de la Junta de Castilla y León, José María Robot, y los presidentes de los consejos sociales de las Universidades de Valladolid y León, Gerardo Gutiérrez y Luis Javier Cepedano, respectivamente. También, el director del Observatorio de la Validación de Competencias Profesionales, Luis Carro Sancristobal. Éste ha aprovechado para presentar el ‘Diagnóstico sobre empleabilidad de los egresados de las ramas de conocimiento de ciencias sociales, artes y humanidades de las universidades publicas de Castilla y León’.

¡Puedes seguir la actividad de Sociograph en Twitter y Linkedin!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

premio sociograph award de seminci 2017Elena Martín Guerra en la ponencia de Teatro y Neurociencia