“Winter is coming” (de ‘Juego de Tronos’). Predecir el éxito de esta serie de televisión(tv) fue una visión de unos pocos. Más en todo su contexto. Y es que muchas producciones audiovisuales generan este tipo de fenómenos: eslóganes y expresiones que perduran, o perdurarán, en el imaginario colectivo social. Sin embargo, siempre queda el poso de la incertidumbre a la hora de vaticinar el resultado.

La televisión es un poderoso medio que puede influir y penetrar en los hogares, con capacidad, incluso, de modificar la conducta del espectador, en no pocas ocasiones sin que éste se dé cuenta. Ahora bien, ¿cómo predecir el éxito de una serie?

Es por ello, que cuestionarse el futuro de un contenido cobra gran sentido. Sobre todo, a la hora de elaborar un contenido televisivo. En la actualidad, existen avances tecnológicos que pueden responder a esta cuestión. Con capacidad para predecir la consecución, o no, de los objetivos establecidos a priori.

Predicción

En el sector de la investigación de mercados se empelan dispositivos procedentes de la neurociencia aplicada al mercado que permiten conocer las emociones, los niveles de atención y emoción provocados por un estímulo audiovisual. Destáquese este punto por constituir una gran oportunidad de conocer las reacciones antes de la emisión de, por ejemplo, una serie. Y así adoptar decisiones.

Por este motivo, la industria audiovisual ha afianzado su apuesta por la neurociencia y las metodologías que la acompañan con el objetivo de mejorar la rentabilidad de su actividad empresarial. Como ejemplo, Mediaset España, grupo de comunicación que desde hace años recurre a técnicas de medición de la respuestas no conscientes de los espectadores para sus productos audiovisuales.

Al servicio de la  TV

En este sentido, cabe destacar tecnologías como el reconocimiento facial. Un avance que analiza las microexpresiones del rostro y las asocia a un decálogo de emociones. Descritas por el experto en Psicología Paul Eackman. O el análisis de la respuesta galvánica, enfocado al estudio de la actividad eléctrica de la piel ante la exposición del estudio objeto de estudio. A través de una unidad de procesamiento de datos, otra satelital e inalámbrica y un software de procesamiento de información.

Estas tecnologías vienen a completar las técnicas tradicionales de obtención de datos. Entrevistas, cuestionarios o grupos de debate constituyen herramientas fundamentales y de completa actualidad. Todo para conocer de antemano lo que se va a despertar consciente e inconscientemente de la audiencia. Los puntos álgidos de la serie, las tramas principales, o las que se consideraban secundarias, las secuencias con más impacto, etcétera.

Conclusión

En definitiva, con ayuda de la neurociencia es posible superar las expectativas del marketing tradicional y así prever el futuro. O predecir el éxito de una serie de tv. Gracias a esta singular aplicación de la ciencia, el sector audiovisual puede llegar, como diría Buzz Lightyear, en ‘Toy Story’: “¡Hasta el infinito y más allá!”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.